Además del turismo receptivo de una de las ciudades más bonitas y armónicas del país, Trujillo cuenta con sitios importantes donde se desarrollaron las culturas Mochica, y Chimú.

El centro histórico de Trujillo aspira a ser considerado como ciudad Patrimonio de la Humanidad , por lo cual se hacen constantes esfuerzos para recuperar el casco histórico.

También tiene hermosas playas, las cuales son frecuentadas por turistas nacionales e internacionales. La más conocida, es la de Huanchaco, que es el balneario más tradicional de la ciudad y, por lo tanto, el más visitado. Cabe mencionar también al balneario de Las Delicias, ubicado en el distrito de Moche, que ofrece una amplia oferta gastronómica.

Trujillo es sede todos los años del Concurso Nacional de la Marinera, baile típico de la ciudad que se realiza en el mes de enero. A esta competencia acuden parejas de baile de todo el país, siendo tan renombrada que se han formado academias que luchan palmo a palmo todos los años por llevarse los primeros puestos en alguna de las categorías.

En el mes de Octubre se realiza el Festival Internacional de la Primavera en el cual se realiza el tradicional Corso de Primavera, con el desfile de reinas y carros alegóricos de las diferentes instituciones de la ciudad. La población se vuelca a las calles que recorre el Corso para acompañar y saludar a las bellas reinas, representantes de diversas ciudades peruanas y extranjeras.

Huanchaco (Balneario)


El balneario de Huanchaco se localiza en el distrito del mismo nombre. Es el balneario más importante y bello de la ciudad de Trujillo, capital de la Región La Libertad.

El nombre de Huanchaco viene de Guaukocha (hermosa laguna con peces dorados). Hoy es un tradicional y pintoresco balneario, parada obligatoria para los turistas que visitan la ciudad de Trujillo.

En la parte alta del balneario se levanta una hermosa iglesia colonial. En esta iglesia se venera a la Santísima Virgen del Socorro.


Huanchaco, tradicional caleta de pescadores, cuyos moradores hasta la actualidad conservan muchas de las costumbres de sus ancestros mochicas; tal es así que las diminutas embarcaciones llamadas "caballitos" de totora siguen siendo la principal herramienta de trabajo del actual pescador huanchaquero.

En la actualidad, Huanchaco se ha constituido en uno de los balnearios más bellos del litoral peruano, La belleza de sus playas, y sus formidables olas siguen atrayendo a turistas de todo el mundo.

A tan solo diez minutos del centro de la ciudad de Trujillo, hacia el norte, usted llegará a Huanchaco. Nuestro hotel se encuentra en el km 13.5 de ka autopista de Huanchaco, a escasos 500 metros de dicho balneario.

Contamos con una magnifica vista al mar, donde podrá disfrutar al máximo de todo lo que Huanchaco y nuestro hotel ofrecen.

Caballo de Totora

Incrustadas en la arena reposan enhiestas embarcaciones de totora. Por centurias este fue el símbolo, la demostración, la evidencia palpable del respeto de la población de la costa peruana por los sutiles hilos que tejen el equilibrio ecológico.

Bordeando la playa, a lo lejos una línea verde casi imperceptible. De allí se sigue extrayendo el material utilizado durante milenios para la elaboración de las rústicas naves. Son los totorales, los humedales, los balsares. En la antigua lengua de la zona se les llama "wachakes", palabra que puede traducirse como "ojo de agua" y que dicen da su nombre a este mágico lugar: Huanchaco, uno de los últimos reductos del caballitos de totora.

El elemento representativo de ésta antigua tradición es el uso del caballito de totora, herencia fundamental de las culturas Mochica y Chimú que se ha mantenido a lo largo del tiempo y constituye un símbolo representativo de su identidad, con un insondable valor histórico.

Deportes acuáticos

Los numerosos bañistas que acuden a sus playas practican deportes acuáticos como el Surf. Anualmente se realizan campeonatos de este deporte, en los cuales participan surfistas de todo el país

Otras atracciones

A lo largo del malecón de Huanchaco se encuentra una gran número de restaurantes que ofrecen platos típicos de la zona a base de los más variados pescados y mariscos. En la noche, sobre todo los fines de semana, el malecón toma vida en los bares y pubs frecuentados por turistas nacionales y extranjeros. También hay el carnaval huanchaquero.



Trujillo


Trujillo
, en Perú conocida como la Ciudad de la Eterna Primavera, es la más poblada del norte del pais y la capital de la Rgión La Libertad. Eje cultural y económico de la costa norte. El centro de la ciudad presenta hermosos edificios que datan de la época colonial tales como la Catedral , el Monasterio El Carmen así como también numerosas iglesias y mansiones. Se le conoce en el Perú como la Ciudad de la Eterne Primavera, capital Nacional de la Marinera y como la capital de la cultura . En ella, se conjugan tradiciones y modernidad.

Ciudad situada en la margen derecha del rio Moche, en medio de una región privilegiada por su riqueza arqueológica.

Fundada el 06 de diciembre de 1534, por el conquistador español Diego de Almagro con el nombre de Villa de Trujillo, en honor a la tierra natal de Francisco Pizarro. el 23 de noviembre de 1537, el rey Carlos V. le dio el título de "Ciudad" y cedió el escudo de armas de la ciudad.

El 24 de diciembre de 1820, el intendente de Trujillo, don José de Torre Tagle y Portocarrero convocó a cabildo abierto en el cual se decidió proclamar su independencia de España. Así fue que el día 29 se proclamó la independencia del Perú ante el júbilo del pueblo trujillano.

En la actualidad, Trujillo es famosa mundialmente por su magnifica arquitectura colonial y republicana, reflejada en sus numerosas casonas e iglesias.

Tiene una extensión de 24,241 km 2 y su población supera el 1'200,000 habitantes.

PRINCIPALES ATRACTIVOS DE LA CIUDAD

Casa Calonge

Edificada con un estilo neoclásico, entre los siglos XVIII y XIX, aquí se alojó Simón Bolívar. Se puede apreciar el escritorio usado por Bolívar, ornamentos de oro de la Cultura Chimú, así como su mobiliario de la época.

Casa de la Emancipación

La casa de la Emancipación o de Madalengoitia, es considerada como el santuario cívico de esta ciudad, pues desde aquí el Intendente de Trujillo, el Marqués de Torre Tagle, encabezando un primer movimiento separatista en el año 1820 proclamó la independencia del Perú.

La casa de la Emancipación sirvió como sede del primer congreso constituyente y casa de gobierno del presidente José de la Riva Aguero.

El monumento histórico conserva una serie de acuarelas del siglo XVIII y está ubicada en la esquina que forman las calles Pizarro y Gamarra. Es un activo centro de actividades culturales que van desde exposiciones plásticas hasta recitales y conciertos...

Casa Ganoza

Por su arquitectura, es la casona más representativa de esta ciudad. Es conocida por la casa de la portada de los leones ya que su portada barroca está coronada por un frontón de estilo rococó y dos leones.

Casa del Mariscal de Orbegoso

Esta construcción fue realizada entre los siglos XVIII y XIX de estilo virreinal.
La vivienda perteneció al presidente Lusi José de Orbegoso y Moncada, prócer de la independencia peruana.
La casa conserva numerosos objetos personales del mariscal, tales como pinturas, muebles, espejos y platería.
Aquí se organizan exposiciones relacionadas con el arte.

Catedral

Construida entre los años 1647 y 1666, sus altares son de estilo barroco y rococó; los lienzos que conserva pertenecen a la escuela cuzqueña de pintura y de Quito. La catedral cuenta con el Museo Catedralicio con obras sobre todo religiosas de la época virreynal en oro y plata.

Iglesia de El Carmen

Este templo que destaca por la armonía de su arquitectura, fue construido en el siglo XVIII. Son de interés sus diversos altares y el púlpito de madera. Posee cerca de 150 pinturas, parte de ellos de la escuela quiteña de los siglos XVII y XVIII. Así mismo hay un lienzo llamado “la última cena” de Otto van Veen que fue maestro del artista flamenco Pedro Pablo Rubens. Cabe resaltar la minuciosa labor de sus tallados cubiertos con "pan de oro".

Iglesia de la Merced

Este templo que data del siglo XVII, cuyo diseño y construcción es del ciudadano portugués Alonso de las Nieves, tiene una mezcla de estilos arquitectónicos en su fachada. Interesante es su órgano rococó.

Iglesia de San Agustín

El templo fue construido entre los siglos XVI y XVII, con un altar mayor de estilo barroco. Destacan especialmente los murales representando a los apóstoles y el púlpito colonial de madera tallada y dorada.

Iglesia de San Francisco

En el templo son interesantes las naves laterales así como las pinturas de algunos personajes de las Sagradas Escrituras y de santos. Su altar mayor está adornado con retablos multicolores y su púlpito data del siglo XVII.

En su convento se encuentra en la actualidad el Colegio San Juan donde estudió el poeta César Vallejo.

Plaza de Armas


La más amplia del país, está rodeada por la Catedral , armoniosas casonas virreinales y republicanas, y por palacios. En la parte central se ubica el monumento a La Libertad , que representa el proceso de independencia del país. La estatua fue fabricada en Francia, los materiales usados son mármol y cobre, el escultor fue Edmund Moeller.








Chan Chan


Chan Chan
(del muchik Jang-Jang , «sol-sol») es la ciudadela precolombina de adobe más extensa construida en la costa norte del Perú por los chimú. Fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986.

Se supone que el nombre se le debe a la intensa exposición solar que soportaba la ciudad. Su nombre actual se le debe a las transcripciones de los cronistas españoles.

Chan Chan fue la capital del reino Chimú.


Chan Chan está ubicada en el Valle de Moche , frente al mar, entre Huanchaco y Trujillo, en la Región La Libertad, en la costa norte del Perú.



Huaca del Sol y de la Luna


Las Huacas del Sol y de la Luna son monumentos de Perú , situados a unos cinco kilómetros al sur de Trujillo, en el distrito de Moche. Este sitio arqueológico representó físicamente la capital de la Cultura Mochica desde el Siglo I adC hasta el siglo VII.

Huaca del Sol


La Huaca del Sol no es un templo dedicado al dios Sol sino, más bien, un edificio construido con fines administrativos, consistente en una pirámide escalonada de unos 43 metros de altura. Cuenta con cinco grandes terrazas, la mayor de ochenta metros de longitud, sobre unas bases de 228 de largo por 136 de ancho y la plataforma de 18 metros de altura, está coronada por una pirámide de 23 metros de alto, que tiene una base cuadrangular de 103 metros de lado.

Según la leyenda, este monumento fue construido en tres días por un cuarto de millón de hombres habiendo utilizado aproximadamente unos 130 millones de adobes. Esta Huaca fue el centro político administrativo de esta cultura y de vivienda para la alta sociedad.

Huaca de la Luna

La Huaca de la Luna fue el centro ceremonial religioso de la mitología mochica. Situada a medio kilómetro de la Huaca del Sol, esta construcción destaca por tener templos que fueron superpuestos y construidos en diferentes períodos. Tiene una base cuadrada de 87 metros de lado y una altura de 21 metros. En su plataforma superior se levantaban una serie de salas decoradas con figuras humanas.

En un altar ceremonial del último templo construido fueron descubiertos los restos de 40 guerreros sacrificados. Es importante destacar que para esta cultura era un honor inmenso el poder ser sacrificado.

La Huaca de la Luna conserva interesantes pinturas murales de 5 colores (blanco, negro, rojo, azul y mostaza), los cuales fueron obtenidos de minerales, y relieves donde se puede apreciar la divinidad moche llamada Ai-Apaek o el dios degollador. Igualmente, es posible visitar los patios y plazas ceremoniales de más de 1500 años de antigüedad.

En la fachada se puede observar una serie de personajes como la deidad de las montañas con cinturones que terminan en cabeza de cóndor, zorros con cabezas trofeos, pescadores, una serpiente, enormes cangrejos con cuchillos ceremoniales, personajes agarrados de las manos o los sacerdotes de los rituales. Cada figura es relacionada con el culto al agua, a la fertilidad agrícola y a los sacrificios realizados en este templo.

Existe un patio de 10.000 metros cuadrados desde donde la población de las zona urbana circundante podían ver la preparación para el sacrificio de los guerreros, sin embargo el sacrificio propiamente dicho sólo podía ser observado por las altas autoridades.


Complejo Arqueológico El Brujo


El Brujo
es uno de los complejos arqueológicos más importantes de la costa norte del Perú. Aquí se encontró la momia llamada Señora de Cao.

Este complejo es un antiguo centro ceremonial donde se puede contemplar el legado de 5.000 años de ocupación por el ser humano, desde los nómades cazadores recolectores, posteriormente por la cultura Cupisnique, Moche, Lambayeque, Chimú, Inca, la época colonial y hasta el presente.

Su contínua construcción es una sucesión de secuencias culturales distintas que se fueron asentando en el lugar desde hace cinco mil años en la época pre cerámica hasta su extinción en la época de la conquista.

Los principales monumentos de este complejo arqueológicos son:

  • La antiquísima Huaca Prieta .
  • La Huaca El Brujo , de la época de la Cultura mochica.
  • La Huaca de Cao Viejo , con figuras de relieve y murales.

Este complejo se encuentra en el departemento de la Libertad a 34 kilómetros al norte de Trujillo en el distrito de Magdalena de Cao, provincia de Ascope.


Señor de Sipan


Es el mayor descubrimiento que rescata el valioso pasado histórico de una de las más florecientes culturas del antiguo Perú, y muestran a través de su hallazgo, la herencia de un Imperio que parece sobrevivir a través de los siglos.

Un museo en el departamento de Lambayeque, al norte del Perú, muestra al mundo las insospechables riqueza del milenario señorío de la raza y la cultura Mochica, que dejó un asombroso legado para las generaciones venideras.

Las tumbas reales de Sipán fueron descubiertas muy recientemente, en el año 1987, cuando se alertó a las autoridades sobre la incautación de las valiosas piezas de oro, que habían sido extraídas de la zona de Huaca Rajada, en el departamento de Lambayeque.

El señor de Sipán había permanecido ahí, mudo como testigo de un milenario esplendor, durante mil setecientos años. Se trataba de la única autoridad mochica prehispánica que hasta hoy se conoce. Lo cual, para los historiadores, significo un paso histórico en la búsqueda y explicación de nuestro pasado.


El Señor de Sipan

Se dice que cuando los arqueólogos abrieron el ataúd guardado por los siglos, apareció un rostro enérgico y enigmático, en miniatura, de una escultura de oro que contemplaba a rostros humanos después de casi dos mil años de entierro.

Más adelante, las investigaciones arqueológicas permitieron descubrir doce tumbas. En ellas se encontraron restos de dos prominentes personajes de la cultura mochica: el Señor de Sipán y el viejo Señor, antecesor del primero. Resulta curioso conocer la forma como se encontró este fabuloso legado histórico del Perú. Fue en el año 1986 cuando un grupo de saqueadores incursionó en el conjunto monumental de Sipán, conocido por los pobladores del lugar como Huaca Rajada.

Unos meses después, la policía incautó a estos saqueadores 23 objetos de oro. De inmediato, las autoridades dieron cuenta del hecho a Walter Alva, quien dispuso los trabajos de investigación y excavación de la zona. Así comenzó este capitulo de la historia.

Según estudios realizados, el señor de Sipán gobernó como todo monarca ente los siglos II y III de nuestra era. Representaba el poder divino sobre la tierra; y su investidura reunía una autoridad triple sobre todo sus súbditos: militar, religiosa y civil, lo cual lo convertía en super poderoso. Mil setecientos años después de su muerte terrenal, se le encontró en un sarcófago de madera, a diferencia de los entierros de su época, que eran en fardos funerarios. El descubrimiento fue fabuloso. En su atuendo se encontraron numerosas piezas de oro y plata, de exquisita belleza artística, adornadas con otras piedras preciosas como turquesas. Para sorpresa de su descubrimiento, también había entre los adornos conchas espondilus, provenientes de Ecuador. Tributos para él.


Ornements du seigneur

Vases de plusieurs siecles

Bijoux de Sipan


Entre los objetos más llamativos, se encontró dos pares de orejeras, tres lanzas agudas, un lingote circular de oro macizo y un yelmo del mismo metal, además de piezas como medallones y ojos de oro. Más de mil objetos de cerámica completaban el descubrimiento.

Pero eso no es todo, fueron también halladas las osamentas humanas de dos mujeres a los pies del Señor de Sipán, y esqueletos de hombres y animales sacrificados para que acompañaran a su soberano en su vida extra terrenal.

El gran Museo de Tumbas Reales de Sipán, muestra toda esta maravilla y se encuentra en la ciudad de Chiclayo, capital de Lambayeque, en la costa norte del Perú.



Chicama
Chicama y Puerto Malabrigo son famosos por sus formidables olas de casi tres metros de aaltura para practicar el surf. Hace 32 años, seis muchachos aventureros compartieron la emoción de descubrir estas playas. Desde entonces, Chicama se ha convertido en un verdadero termómetro para medir la afición a la tabla.

Desde 1988, cada año en Semana Santa se lleva a cabo en estas playas, el Campeonato Nacional de Tabla. Dicho evento atrae la atención de surfistas y turistas de todo el mundo.

Puede llegar a Chicama en autobús desde Huanchaco en tan solo 45 minutos.